We love road movies

Thelma and Louise

No necesitas nada. Puedes echar cuatro cosas en una maleta pero sabes que al final seréis solo tú y la carretera. Si vas con alguien, aprenderás que, por mucho que compartáis camino y, quien sabe si destino final, la vida es de cada uno. Os encontraréis con problemas parecidos y los resolveréis de modos opuestos.

something wild jeff daniels

Conocerás a los demás de otra forma, porque todos andarán tan despojados de posesiones inútiles como tú; todos os sentiréis indefensos y os veréis obligados a mostraros tal como sois en realidad.

París, Texas

Débiles, atrevidos, irresponsables, luchadores, heridos, atormentados por los errores del pasado y por el miedo al futuro, sí, pero libres, por fin pudiendo ser quienes sois, sin necesidad de pedir perdón a nadie, porque no hay nadie a quien debas rendir cuentas más que a ti mismo. Nadie a quien impresionar con mentiras o falsas verdades.

corazón salvaje

Los kilómetros y kilómetros de carretera, el asfalto caliente, el neumático, las ruedas gastadas, la gasolina, la parada de rigor, el motel perdido, todo es patético y auténtico en una road movie.

My blueberry nights

Todo o casi todo son exteriores, espacios abiertos, el cielo y los árboles, todo empieza y acaba en esa carretera que lleva a ninguna y a todas partes. Puede que ni siquiera tengas coche, que te lleve tu hijo, tu amiga, que te subas a cualquier cosa con ruedas o que vayas de autoestopista…

Road_Claudette_Colbert_in_It_Happened_One_Night

No siempre estarás rodando. Harás algunas paradas y cada una de ellas será significativa. Te obligarán a enfrentarte a muros que creías infranqueables. Te pondrán delante de las narices aquello que necesitas ver, te situarán contra las cuerdas, vivirás situaciones incómodas, descubrirás hasta dónde eres capaz de llegar.

Algo Salvaje Jeff Daniels

Estás lejos de casa. No eres tu pasado ni tus logros ni tus fracasos ni las personas con las que compartes de tu vida. ¿Entonces quién eres? Tu identidad queda en nada. Flotas en el éter. Todo es posible, nada es posible.

Los viajes de Sullivan

Está todo perdido y todo por ganar. Solo tienes una cosa valiosa: tu vida. Y podrías perderla, porque tomar la carretera, es decir, vivir, es una forma segura de llegar a la muerte. Suena Steppenwolf y te sientes salvaje. La velocidad, el viento, la libertad. Aventuras, quieres que pasen cosas, estás harto de que sea siempre lo mismo. Naciste para ello. La moto, el coche, la bicicleta, tus propias zapatillas gastadas te lo han enseñado.

Easy Rider

Te enfrentarás al aburrimiento, a gentes con otras costumbres, subirás, ya te lo digo, a alguien a tu coche. No existe trayecto que no sea, al menos por un rato, compartido. Te vas a reír, vas a llorar, vas a desgarrarte por dentro, vas a descubrir la solidaridad, el miedo, la estafa y el engaño.

Nebraska

Tabaco, desayunos, estaciones de repuesto, cabinas telefónicas, intentos de contactar con tu pasado en los que se terminarán las monedas sin haber sacado nada en claro y seguirás sin blanca, sin poder casi pagar la gasolina… te perseguirán, te perderás, huirás de todo, irás a buscar algo imposible de encontrar, puede que acabes yendo a dónde no creías que existía con quien nunca imaginaste.

Thelma and Louise plano general

La road movie es un subgénero típicamente americano: pasión por los coches, carreteras interminables y paisajes sobrecojedores. Aunque sea exportable a todo el mundo, la música que mejor le pega es genuinamente yanki: guitarra eléctrica, rock, blues, country…

Sideways

Hay directores adictos a la road movie como Alexander Payne (About Schmidt, Entre copas, Nebraska, incluso Los descendientes), David Lynch (Carretera Perdida, Corazón salvaje…) que le dan vueltas y vueltas al subgénero, casi como si el viaje fuera su estado natural. Y es que, ¿quién duda del atractivo estético de unas líneas discontinuas sucediéndose sobre el asfalto al ritmo de cualquier música?

Carretera perdida de Lynch

A veces la velocidad no importa, sino lo que importa es llegar (habiendo disfrutado de las vistas por el camino). Lo tiene claro Alvin (Richard Farnsworth), dispuesto a ir de Iowa a Wisconsin (unos 500 Km) montado en su pequeña segadora en The Straight Story para reconciliarse con su hermano antes de que muera uno de los dos. ¿Qué pasó entre ellos?

The Straight story de Lynch

En palabras de Alvin: “Anger, vanity, you mix that together with liquor, you’ve got two brothers that haven’t spoken in ten years. Ah, whatever it was that made me and Lyle so mad… don’t matter anymore. I want to make peace, I want to sit with him, look up at the stars… like we used to do, so long ago”. No hay más que decir (y lo decimos en versión original). La película, basada en un hecho real, se rodó en orden cronológico y Farnsworth, gravemente enfermo y falleció poco después.

Conocerás a tu padre, conocerás a tu amiga, conocerás a tu amigo, conocerás a una persona que pasará a formar parte de tu vida transformándola. Lograrás lo más difícil: conocerte a ti mismo. ¿Estar en paz?

something wild

Incluso puedes salirte del camino marcado… ir a pie, como hacen Gerry y Gerry en su incierto viaje existencial en Gerry.

Gerry, de Gus Van Sant

Soy un viaje espiritual, una película filosófica sobre el sentido de la vida. Nothing less, nothing more. Soy una road movie.

Con la muerte en los talones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s